Control de Estrés

El estrés generalmente ocurre en medio de circunstancias que se consideran difíciles o inmanejables. Todas las personas consideran situaciones distintas como estresantes, así que el estrés no afecta a todo mundo de la misma manera. En bajas dosis, el estrés puede ayudar a una persona a hacer las cosas; pero en mayores dosis y con un manejo inapropiado puede causar distintas dolencias físicas. Asimismo, el estrés puede causar también dificultades de concentración, cansancio frecuente, problemas sexuales, insomnio e irritabilidad.

El control del estrés implica manejar y reducir la tensión que ocurre en situaciones difíciles mediante cambios físicos y emocionales. Al igual que sus causales, las medidas para aliviar el estrés no son iguales para todos; sin embargo, hacer ciertos cambios en el estilo de vida es el mejor comienzo. Si siente que no es capaz de manejar el estrés por sí mismo, es posible que desee hablar con un terapeuta o asesor que pueda ayudarle a encontrar otras maneras de lidiar con él.

Si está presentando problemas para manejar el estrés y necesita ayuda profesional, puede acudir a mí. Cuento con una amplia formación y experiencia en psicología clínica. Durante mis años de ejercicio profesional, he tratado exitosamente numerosos casos de estrés. Para reservar su consulta conmigo, llame al +56 9 9886 3508 o llene el formulario en la página de contacto. Estaré complacida de ayudarle.